ultima actualización
18 de junio del 2019

10.864.875 visitantes

Conceptos básicos sobre Manejo de la enfermedad arterial periférica

Introducción

El compromiso oclusivo de las arterias de los miembros inferiores, constituye la modalidad más común de arteriopatía periférica, y como tal, es una entidad clínica de frecuente aparición, Vinculada etiológicamente a la arteriosclerosis obliterante, prevalece a partir de la sexta década de la vida, si bien no es rara su observación en etapas más tempranas.
Su contexto evolutivo puede ser agudo o crónico y sus manifestaciones abarcan un amplio espectro de síntomas y signos, desde formas silentes hasta cuadros que representan una amenaza cierta para la viabilidad del miembro. En las últimas décadas se han producido grandes avances en el conocimiento de la enfermedad, en la caracterización de sus diversas etapas y en los protocolos diagnósticos y terapéuticos aplicables a cada estadio. El control de los factores de riesgo,^^^^^^1 de marcha programada, el apropiado uso de agentes farmacológicos, la cirugía de revascularizacion y los modernos procedimientos de angioplastia transluminal representan los pilares en que se fundamenta el tratamiento de esta afección.
de la aterogénesis. Es por ello que la prevención de las lesiones, o su posible regresión inducida por la terapéutica, son aún dilemas no resueltos. Diversos factores concausales se asocian con un incremento del riesgo de enfermedad arterial sistémica. La hipertensión arterial, la diabetes, las dislipidemias, el tabaco, los factores genéticos, el sedentarismo, la obesidad y otros estados comórbidos juegan un rol indudable como condicionantes de la aparición de lesiones arterioscleróticas. El ateroma intimal es el factor responsable ¡del estrechamiento de la luz y de los cambios hemodinámicos asociados a la perturbación del flujo sanguíneo. Los depósitos grasos en la pared, determinantes de la constitución de la placa, la ulceración de ésta con la consecuente y progresiva aposición de mallas de fibrina y elementos formes en la superficie endotelial denudada o la eventual hemorragia intra-placa son todos factores que conducen al progresivo deterioro arterial y al evento trombótico final, que ocluye definitivamente la luz del vaso. Cuando esto sucede, la viabilidad funcional y anatómica del miembro queda librada a la existencia de circuitos colaterales compensadores y/o a la eficacia de los gestos terapéuticos aplicados en tiempo y forma oportunos.

Autor: Dr. Carlos Alvarez Iorio

Ultima actualizacion: 28 de Noviembre de 2004

© hemodinamiadelsur.com.ar es desarrollado y mantenido por ASAP Web | Consultoria de sistemas
Acuerdo con los usuarios
Get Adobe Reader Get Adobe Flash Player