Procedimientos

El pie diabético aparece cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes (hipertensión arterial, hipercolesterolemia,…) que provocan un daño en los vasos y nervios que pueden producir complicaciones a medio-largo plazo.

Dos de los riesgos de estos pacientes son la disminución de la sensibilidad y la mala circulación del pie, que pueden derivar en la formación de una úlcera, algunas veces graves, y que es la principal causa de una posible amputación.

La mayoría de las heridas son causadas por una disminución de la sensibilidad del pie y surgen en la planta o en las zonas cercanas al hueso, como los nudillos de los dedos.

La embolización endovascular o espiral endovascular es una técnica mínimamente invasiva que se realiza para tratar los aneurismas cerebrales. El objetivo del tratamiento es bloquear el flujo de sangre hacia el aneurisma y por lo tanto reducir el riesgo de ruptura del aneurisma.

La embolización de las arterias uterinas (UAE, por sus siglas en inglés) es un procedimiento para tratar miomas sin cirugía. Los miomas uterinos son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz). Durante el procedimiento, se suspende el riego sanguíneo a los miomas.

El cierre percutáneo de orejuela izquierda es una técnica, desarrollada en los últimos años, para evitar trombos en la aurícula izquierda, un problema habitual en pacientes de arritmias y que puede ocasionar ictus.

En principio está pensada para aquellos pacientes en los que la anticoagulación está contraindicada. Sin embargo, la experiencia de uso está demostrando que es un tratamiento “altamente coste-efectivo.

Un accidente cerebrovascular o ataque cerebral sucede cuando se detiene el flujo sanguíneo a parte del cerebro. Al no poder recibir el oxígeno y nutrientes que necesitan, las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Esto puede causar un daño severo al cerebro, discapacidad permanente e incluso la muerte.

El pie diabético aparece cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes (hipertensión arterial, hipercolesterolemia,…) que provocan un daño en los vasos y nervios que pueden producir complicaciones a medio-largo plazo.

Dos de los riesgos de estos pacientes son la disminución de la sensibilidad y la mala circulación del pie, que pueden derivar en la formación de una úlcera, algunas veces graves, y que es la principal causa de una posible amputación.

La mayoría de las heridas son causadas por una disminución de la sensibilidad del pie y surgen en la planta o en las zonas cercanas al hueso, como los nudillos de los dedos.

La embolización endovascular o espiral endovascular es una técnica mínimamente invasiva que se realiza para tratar los aneurismas cerebrales. El objetivo del tratamiento es bloquear el flujo de sangre hacia el aneurisma y por lo tanto reducir el riesgo de ruptura del aneurisma.

La embolización de las arterias uterinas (UAE, por sus siglas en inglés) es un procedimiento para tratar miomas sin cirugía. Los miomas uterinos son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz). Durante el procedimiento, se suspende el riego sanguíneo a los miomas.

El cierre percutáneo de orejuela izquierda es una técnica, desarrollada en los últimos años, para evitar trombos en la aurícula izquierda, un problema habitual en pacientes de arritmias y que puede ocasionar ictus.

En principio está pensada para aquellos pacientes en los que la anticoagulación está contraindicada. Sin embargo, la experiencia de uso está demostrando que es un tratamiento “altamente coste-efectivo.

Un accidente cerebrovascular o ataque cerebral sucede cuando se detiene el flujo sanguíneo a parte del cerebro. Al no poder recibir el oxígeno y nutrientes que necesitan, las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Esto puede causar un daño severo al cerebro, discapacidad permanente e incluso la muerte.