ultima actualización
18 de enero del 2019

10.563.307 visitantes

Embolizacion de la arteria uterina: Un metodo poco usado para controlar la hemorragia pélvica.

SureshVedentham,MD Scott C Goodwin,MD Bruce. Mc Lucas, MD Gregory Mohr, MD
American Journal of Obstetrics and Ginecology

Introducción

La embolización arterial transcatéter ha recientemente surgido como una técnica percutánea altamente efectiva para controlar el sangrado genital agudo y crónico de una amplia variedad de enfermedades ginecológicas y obstétricas. Los beneficios para el paciente y para el sistema de salud han incluido; baja tasa de complicaciones, que se eviten los riesgos quirúrgicos, que se preserve la fertilidad, y que hayan hospitalizaciones más breves. En éste artículo, son discutidas las indicaciones habituales de la embolización pélvica, los tipos de embolización, consideraciones técnicas, la tasa de éxito inmediata, las causas de fracaso, complicaciones, y el pronóstico. Nuestra revisión de la literatura y de la experiencia clínica sugieren que la embolización debería ser usada antes que el tratamiento quirúrgico para el sangrado pélvico no maligno en la mayoría de las situaciones clínicas, incluyendo el sangrado post-operatorio, post-cesárea y post- parto. Estamos convencidos, que esta forma de tratamiento esta poco usada y el propósito primario de este articulo es enfatizar su rol como una técnica altamente efectiva y relativamente poco invasiva para el tratamiento del sangrado genital.
La hemorragia genital y pélvica son una causa mayor de morbimortalidad en la mayoría de las enfermedades del tracto reproductivo femenino y su manejo representa un problema de preocupación crítica para los ginecólogos y obstetras. Después del fracaso de las medidas locales del tratamiento, esos pacientes han sido tradicionalmente tratados con ligaduras de las arterias hipogástrica bilateral y uterinas. Los pacientes que continúan con un sangrado refractario a dicha ligadura han sido derivados a histerectomía quirúrgica como medida de salvataje, con su perdida de fertilidad asociada. Las desventajas del tratamiento quirúrgico incluyen; una tasa de fracaso significativa para las ligaduras de arterias hipogástricas, la necesidad de anestesia general, y las complicaciones quirúrgicas asociadas ( infecciones, sangrado y primordialmente injuria de los uréteres).
Al uso de la angiografía diagnóstica en la situación de hemorragia aguda se le comenzó a dar importancia en el año 1960 cuando fue demostrado que la angiografía podía mostrar numerosos focos de sangrado arterial después que la exploración quirúrgica había fracasado en identificar el sitio de un sangrado gastrointestinal activo. (1). La década del 70 vivió la introducción de varios métodos percutáneos para controlar el sangrado gastrointestinal agudo, incluyendo la administración de medicamentos vasoconstrictores intraarteriales, (2) , el catéter de oclusión por balón Wholey (3) y la embolización transcatéter (4). Estos procedimientos fueron rápidamente usados en situaciones de sangrado pélvicos en relación al traumatismo (5), con una experiencia clínica acumulativa que claramente demostró que la embolización por partículas ofrecía significativas ventajas en relación a la cirugía en cuanto a la morbi mortalidad.
En los años más recientes, la embolización arterial transcatéter ha surgido como una técnica percutánea altamente efectiva para controlar la hemorragia ginecológica y obstétrica. Dada la incidencia del sangrado genital y la alta tasa de éxito reportada de la embolización nosotros encontramos realmente sorprendente lo poco utilizada que es ésta técnica. Mientras la embolización arterial transcatéter ha probado ser útil en un amplio espectro de enfermedades ginecológicas y obstétricas, la tasa de éxito en las situaciones no malignas ha sido particularmente alta y por eso nosotros vamos a focalizar nuestra discusión en el uso de la embolización transcatéter en las situaciones fundamentalmente benignas ginecológicas y obstétricas. El objetivo primario del artículo es mejorar nuestro conocimiento y comprensión de las indicaciones corrientes de la técnica intervensionista percutánea y actualizar su rol en el manejo de los pacientes ginecológicos y obstétricos.

Autor: SureshVedentham,MD Scott C Goodwin,MD Bruce. Mc Lucas, MD Gregory Mohr, MD

Ultima actualizacion: 18 de Agosto de 2003

© hemodinamiadelsur.com.ar es desarrollado y mantenido por ASAP Web | Consultoria de sistemas
Acuerdo con los usuarios
Get Adobe Reader Get Adobe Flash Player